¿Tienes sed? … Mira lo que Bebes!

| June 21, 2011

Por  Maria Vallasciani.

Aunque los niños y adolescentes no van a la escuela durante el verano, los padres siguen yendo a trabajar. Por lo tanto, los niños y adolescentes asisten a los diferentes tipos de campamentos de verano donde pasan todo el día hasta que sus padres están de vuelta del trabajo. Los niños se involucran en una variedad de actividades físicas y es importante que consuma una dieta balanceada para mantener su energía.

Vivir en el Sur de Florida durante el verano significa tratar con altas temperaturas y la exposición al sol sobre una base diaria. Es importante que los niños y adolescentes consuman la cantidad y calidad adecuada de líquidos para mantenerse saludables y para poder disfrutar de forma segura el verano.

La pregunta a responder es: “Si nuestros hijos consumen la cantidad adecuada y la calidad de las bebidas para mantenerse saludable? Al profundizar en este tema nos damos cuenta de que los patrones en el consumo de bebidas han cambiado drásticamente en los últimos 30 años. Esto se convierte en un tema de preocupación no sólo durante la temporada de verano sino también durante todo el año y se refiere a los resultados negativos para la salud en la vida.

Números peligrosos!

Veinte y cinco millones de niños estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. Uno de cada tres niños en edad escolar en los Estados Unidos sufre de sobrepeso u obesidad. Estas estadísticas muestran claramente que hay un problema con los hábitos alimenticios de los jóvenes estadounidenses de la población. Existen diferentes factores relacionados con este tema, pero el tipo de bebida que los niños y los adolescentes están consumiendo es una contribución relevante.

El consumo de bebidas dulces o gaseosas, se ha incrementado en las últimas décadas, reemplazando el consumo de bebidas nutritivas y agua. El principal problema es que este nuevo modelo está emergiendo en las primeras etapas de la vida, y se está convirtiendo en una conducta alimentaria establecidos más adelante en la vida. Principios de la ingesta de sodio, predicen diferencias sustanciales en el consumo de otras bebidas durante la adolescencia y la adultez.

Pregúntate a ti mismo … ¿Por qué sucede esto?

Hay diferentes factores que contribuyen a este aumento en el consumo de refrescos.

• disponibilidad de la soda y consumo de bebidas parenteral;

• están disponibles en la escuela a través de máquinas expendedoras, cafeterías y snack bars que se venden durante las actividades escolares que no forman parte del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA)

• La utilización de la publicidad orientada para la juventud y la comercialización de las empresas de refrescos, mayor tamaño de las porciones, y precios más bajos.

• Aumento de las tendencias hacia una alimentación en comidas rápidas y restaurantes donde se ofrece refrescos como la bebida principal.

Todos estos factores conducen a un desequilibrio en la cantidad y calidad de nutrientes consumidos. Los refrescos están sustituyendo a la leche y los zumos de fruta, aumentando la cantidad de calorías y azúcar consumidos por los niños, y adolescentes. Por otra parte, este nuevo patrón de consumo de refrescos conduce a una disminución en el consumo de calcio, proteína, fibra, magnesio, fósforo, potasio y vitamina D.

¿Cuáles son las consecuencias? … ¡Cuidado!

¿Alguna vez ha pensado que un refresco al día podría ser un factor de riesgo para la salud? Una porción de refresco al día aumenta el riesgo de tener sobrepeso por 60% en el transcurso de un año! Los niños y adolescentes que consumen refrescos no cumplen con las recomendaciones adecuadas de nutrientes para una salud óptima y el crecimiento. Los refrescos son bebidas densos en calorías que contribuyen a una ingesta excesiva de calorías y azúcar que puede llevar a la obesidad infantil y sobrepeso. Además, aumenta el riesgo de otras consecuencias negativas para la salud tales como diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular. Por otra parte, sustituir la leche con soda disminuye la ingesta de calcio que es esencial para el crecimiento del hueso en las primeras etapas de la vida. La baja ingesta de calcio puede tener consecuencias a largo plazo como la osteoporosis y la caries dental.

Nunca es demasiado tarde para actuar … PREVENIR hoy en vez de curar mañana!

Limite la cantidad de refrescos que sus hijos están consumiendo y reemplazarlos con la leche y los zumos de frutas.

Aumente la cantidad de agua que están consumiendo.

Fomente la educación de nutrición para dar a sus hijos un futuro mejor.

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Category: Health

Comments are open.

Email
Print