Almacén de Doral utiliza cadáveres para capacitar a médicos de todo el mundo.

| October 1, 2010

El pasado  sábado 24 de septiembre en horas de la mañana, Decenas de cirujanos de varias partes del mundo, como Brasil, la República Checa, México, Colombia y California,  llegaron a Miami Anatomical Research Center en Doral, para aprender a insertar pequeñas placas de titanio para fijar fracturas.  Allí también, los cirujanos ortopédicos practicaron nuevas técnicas en cirugía artroscópica.

Para ese ejercicio, el centro tenía 10 mesas de operaciones, cada una contenía una mano humana y un brazo.

“Esto es maravilloso para nosotros”, dijo el Dr. Rames Mattar, cirugano de mano y de microcirurgia reconstrutiva, en la Universidad de Sao Paolo. “ No tenemos este tipo de instalaciones. Es por eso que 40 cirujanos han venido de Brasil para la sesión de entrenamiento de fin de semana”.

Hace tres años,MARC decidió comprar un antiguo almacén de flores, que hoy en día, es donde está establecido el centro de Investigación anatómica.

Serge Kozacki, director del laboratorio de MARC, dijo que costará alrededor de $ 6 millones para rehacer el antiguo almacén, incluyendo 38 estaciones en salas de operaciones y un auditorio con una gran pantalla para videoconferencias.

Kozacki comentó que todos sus ejemplares provienen de Science Care y the LifeLegacy Foundation, ambos con sede en Arizona. “Son muy caros”- Oscilan entre $ 5,000 a $ 10,000 por un cuerpo completo.

En algunas ocasiones, MARC compra partes específicas del cuerpo para determinados procedimientos. Como requiere la ley estatal, todos los envíos son informados a Florida Anatomical Board, con sede en Gainesville.

“Por ley, nadie está autorizado a vender los cadáveres. Las empresas pueden cobrar, sin embargo, para la preparación y envío de los cuerpos”, asi lo explicó Moira Jackson, director ejecutivo de Florida Anatomical Board.

Kristin Dorn,  portavoz de Science Care, dijo que todos sus ejemplares proceden de los Estados Unidos, donados por personas que quieren ayudar a la ciencia – ya sea a través de directivas anticipadas o por miembros de la familia después de la muerte. A cambio, la empresa paga todos los costos posteriores a la muerte y devuelve los restos cremados a la familia.

Share this article

Category: Health

Comments are open.