BREAST CANCER EARLY DETECTION CAN SAVE LIVES

| October 9, 2017

October is National Breast Cancer Awareness Month

 

Para leer en español  

October is designated as National Breast Cancer Awareness Month, a time of the year in which a large number of companies and individuals come together to promote breast cancer awareness, share information on the disease (risk and preventive measures) and provide access to different services and support.

About 1 in 8 U.S. women will develop invasive breast cancer over the course of her lifetime. About 40,610 women in the U.S. are expected to die in 2017 from breast cancer, though death rates have been decreasing since 1989. Women under 50 have experienced larger decreases. These decreases are thought to be the result of treatment advances, earlier detection through screening, and increased awareness.

Effective education, screening and healthy habits are extremely important. Part of the awareness is learning how to recognize early signs of cancer and seek prompt medical attention for symptoms. Most cases of breast cancer are found by women noticing unusual changes in their bodies, taking the initiative and making an appointment to see the doctor as soon as possible.

While it’s true that most lumps are found by women themselves, the abnormality in a breast can be so difficult to feel that only someone with experience would recognize it. Lumps, thickening, asymmetry (a difference in appearance between the two breasts) — changes in your breasts that you may not notice or think are “normal” — may be detected by a health professional who examines many breasts regularly. 

Breastcancer.org recommends that women have a breast physical exam by a health professional every year.

Here’s a quick and easy guide on how to check your breasts!

 

There are 3 best ways to check your breasts:

  1. In the Mirror – Look at your breasts in the mirror, first with your arms at your sides, then high above your head. Look for any changes in contour, any swelling, dimpling of the skin, or changes to the nipples. Then, put your hands on your hips and flex your chest muscles like Wonder Woman, examining for the same changes.
  2. In the Shower – With the pads of your fingers, feel around your breast in a circular motion. Be sure to check the entire breast and armpit area. Feel for any lumps, thickening, or a hardened knot.
  3. Lying Down –  Put a pillow under your right shoulder and raise your right arm above your head. Use light, medium, and firm pressures as you move your fingers in small circular motions, covering the entire breast and armpit area. Squeeze the nipple, check for lumps and discharge, then repeat these steps for your left breast.

Use a variety of motions and pressures. This will help make sure that you are examining your breasts thoroughly.

Important Things to Know About Mammograms

Mammography is our most powerful breast cancer detection tool. Mammograms can save your life. Finding breast cancer early reduces your risk of dying from the disease by 25-30% or more. Women should begin having mammograms yearly at age 40, or earlier if they’re at high risk.

Mammography is a fast procedure (about 20 minutes), and discomfort is minimal for most women. The procedure is safe: there’s only a very tiny amount of radiation exposure from a mammogram. To relieve the anxiety of waiting for results, try to go to a center that will give you results before you leave.

Try to get a digital mammogram. A digital mammogram is recorded onto a computer so that doctors can enlarge certain sections to look at them more closely.

If you’re at high risk of breast cancer, have a strong family history of breast or ovarian cancer, or have had radiation treatment to the chest in the past, it’s recommended that you start having annual mammograms at a younger age (often beginning around age 30). Discuss your personalized screening plan with your healthcare provider.

 

The information for this article was provided by Breastcancer.org,  a nonprofit organization dedicated to providing the most reliable, complete, and up-to-date information about breast cancer and breast health as well as an active and supportive online community.

 

————- En español —–——–

Octubre es el mes de la Concientización del Cáncer de Mama

La detección temprana del cáncer de mama puede salvar vidas.

 

Octubre es el mes dedicado a la Concientización sobre el Cáncer de Seno; un momento del año en el que un gran número de empresas y personas se unen para compartir información y crear conciencia sobre esta temible enfermedad, sus riesgos y medidas preventivas, así como  informar sobre los distintos servicios y apoyo a las personas que la padecen.

Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres en los Estados Unidos desarrolla cáncer de mama invasivo en el transcurso de su vida. Las proyecciones indicaban que, para el 2017, morirían alrededor de 40.610 mujeres en los Estados Unidos a causa del cáncer de mama, aunque las tasas de mortalidad están en descenso desde 1989, con mayores descensos en mujeres menores de 50 años. Se cree que estos descensos son el resultado de los adelantos en los tratamientos, la detección temprana a través de la revisión y el aumento de la concientización sobre el tema.

La educación efectiva, un diagnóstico oportuno y hábitos saludables son muy importantes.      Parte de la sensibilización es aprender a reconocer los signos tempranos de cáncer y buscar atención médica inmediata ante cualquier síntoma. La mayoría de los casos de cáncer de seno se detectan por notar cambios inusuales en el cuerpo, tomar la iniciativa y hacer una cita con el médico a la mayor brevedad. Mientras más temprano se detecte, mayor será la probabilidad de salir victorioso.

Si bien es cierto que la mayoría de los bultos son descubiertos por las mismas mujeres, puede que la anomalía en una mama sea muy difícil de palpar, entonces solo un doctor podría reconocerlo. Bultos, engrosamientos, asimetrías (diferencias de apariencia entre una mama y la otra); cambios en la mama que puedes ignorar o pensar que son “normales” pueden ser detectados por un profesional de la salud que examina mamas habitualmente. Alrededor del 20 % de las veces, los casos de cáncer de mama son descubiertos únicamente en la exploración física y no aparecen en una mamografía.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que las mujeres de entre 20 y 40 años se sometan a una exploración física mamas como parte de su examen de salud periódico (habitual) realizado por un profesional de la salud, preferentemente cada tres años. A partir de los 40 años, las mujeres se deben someter a un examen de mamas realizado por un profesional de la salud todos los años.

¡Aquí está una guía rápida y fácil para una exploración física de los senos!

Hay 3 mejores maneras de comprobar sus senos:

  1. En el Espejo – Mire sus senos en el espejo, primero con los brazos a los lados, luego muy por encima de su cabeza. Debe inspeccionar ambos senos, observando si hay cambios en la piel, hundimientos, protuberancias, heridas o cambios en el pezón. Luego, ponga sus manos en sus caderas y flexione sus músculos del pecho como “La Mujer Maravilla”, examinando los mismos cambios.
  2. En la ducha – Con las puntas de los dedos, revise alrededor de su pecho en un movimiento circular. Asegúrese de revisar el área del pecho y las axilas. Revise si siente cualquier engrosamiento, o un nudo endurecido.
  3. Acostado – Coloque una almohada debajo del hombro derecho y levante el brazo derecho sobre su cabeza. Haga presiones ligeras, medianas y firmes mientras mueve sus dedos en pequeños movimientos circulares, cubriendo todo el pecho y el área de la axila. Apriete el pezón, compruebe si hay bultos, y repita estos pasos para su seno izquierdo.

Utilice una variedad de movimientos y presiones. Esto ayudará a asegurarse de que usted está examinando sus senos a fondo. 

La importancia de las mamografías

La mamografía es la herramienta más poderosa para detectar el cáncer de mama. Las mamografías pueden salvarte la vida. La detección precoz del cáncer de mama reduce el riesgo de morir por la enfermedad en un 25 % a 30 % o más. Las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías a partir de los 40 años de edad, o antes si consideran que están en alto riesgo.

La mamografía es un procedimiento rápido (alrededor de 20 minutos), y la incomodidad es mínima para la mayoría de las mujeres. El procedimiento es seguro: solo existe una diminuta cantidad de exposición a la radiación en una mamografía. Para calmar la ansiedad de esperar los resultados, concurre a un centro donde te los entreguen antes de retirarte.

Trata de hacerte una mamografía digital. La mamografía digital se graba en una computadora para que los médicos puedan agrandar algunas secciones y observarlas con mayor detenimiento.

Si tienes alto riesgo de cáncer de mama por antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario, o has recibido un tratamiento con radiación en el pecho anteriormente, es recomendable que comiences a hacerte las mamografías anuales a una edad más temprana (por lo general alrededor de los 30 años). Habla sobre tu plan personalizado de detección con tu proveedor de atención médica. 

 

 

La información para este articulo fue suministrada por Breastcancer.org,  una organización sin fines de lucro dedicada a brindar la información más confiable, completa y actualizada sobre el cáncer de mama y la salud de las mamas, como también una comunidad en línea activa y solidaria.

 

 

 

 

Tags: ,

Category: Health

Comments are open.