Frank Carreño: Desde el morral del alma!

| March 14, 2012

Frank Carreño habla sobre su carrera, su empresa “Voces de marca” y la importancia de ser feliz.

 Por Maria Alejandra Pulgar

El actor, locutor, productor y empresario venezolano Frank Carreño tiene un morral cargado de historias maravillosas. Comenzó su carrera como actor teatral en 1987 con la Compañía Nacional de Teatro de Caracas contra toda expectativa familiar de que siguiera la carrera militar y, de la mano de maestros como Isaac Chocrón, José Ignacio Cabrujas y Carlos Giménez, descubrió la maravilla que eran las tablas y poder expresarse sobre ellas. Toda una inspiración para un joven de 20 años que buscaba su camino mientras estudiaba en la escuela de Arte de la Universidad Central. Se reconoce afortunado de haber podido trabajar con los mejores directores de teatro de Venezuela. Sin embargo siempre ha sido una persona perceptiva e inquieta y esa intuición le ha llevado a acometer una serie de actividades y completar grandes logros que nos relata en la amena conversación que aquí les compartimos.

SIEMPRE BUSCANDO OTRAS OPCIONES

“Yo tuve la fortuna de ser siempre muy perceptivo y pensaba, si esto del teatro se acaba, ¿qué va a pasar?  Por eso siempre he estado, y estoy un paso mas adelante. Me dije ‘voy a buscar otras opciones.”

A pesar de lo joven que era, Frank se daba cuenta aun en la cotidianidad del trabajo que la oportunidad que estaba teniendo era única al trabajar con esa gran generación de actores y directores venezolanos que formaron una época de oro cultural en Venezuela. “Era una relación bien cotidiana, yo creo que me había acostumbrado al hecho de tratar con ese tipo de celebridades. Siempre le daré gracias a Dios de haber tenido esa oportunidad de trabajar con esas personas, como Rafael Briceño, uno de los principales actores que ha tenido Venezuela en todos sus tiempos, ser su amigo, ir a su casa. Ese tipo de cosas yo creo que me enaltecieron. Eso lo llevo en el morral de mi alma.”

DFJ: ¡Que experiencia de vida tan maravillosa! Sin embargo, te diste cuenta que el teatro podía terminar, empiezas a buscar otros caminos y te encuentras con tu propia voz.

FC: Si, me encuentro con la posibilidad de ser actor de doblaje, y empiezo a hacer ese trabajo de doblaje propiamente dichos. No sabia que tenia esa condición, muy poca gente lo sabia y paso yo a hacer una prueba en una empresa de doblaje que se llama Etcétera, en Caracas y hago series, novelas brasileras que en su momento tuvieron mucho éxito, dibujos animados y me desarrollo en eso. Hacía teatro y empiezo a trabajar como productor, porque no me quedo esperando que me lleguen las oportunidades sino que salgo a buscarlas, además creándole fuentes de empleo. Buscando alternativas al Ateneo y nuevos nichos comencé a programar eventos culturales para los campos petroleros. Les llevaba producciones de distintos espectáculos con Tania Sarabia, Orlando Urdaneta, etc.

Ese trabajo de productor Frank lo alternaba con la actuación y el doblaje de voz. Un ‘rebusque muy culturoso’  que económicamente resultaba muy rentable.

FC: Siempre mi inquietud fue, ‘de esto hay que hacer dinero’, y ahora todo el mundo lo ve así afortunadamente, pero en aquel momento,  20 años atrás nadie veía que del arte, de la cultura, del teatro, del espectáculo se podía hacer propiamente un negocio. Yo creo que eso se lo debo a Isaac Chocrón, quien además de dramaturgo y escritor era economista. Mientras él fue director de la Compañía Nacional se comercializaba absolutamente todo y yo aprendí mucho en esa época sobre las cosas que se podían hacer, cómo se podían comercializar,  cómo conseguir nuevos mercados y creo que ahí esta el epicentro del asunto.

DFJ: ¿Ya habías sido Pinky en ese momento?

FC: Si, hice Pinky hasta el año 2000.  Luego trabajé en la Gerencia Cultural de Espacios Unión. Era una oportunidad maravillosa. Tenia que manejar un presupuesto para distribuir entre muchos artistas nacionales. Fue una de mis mejores experiencias. Esa sensación espectacular de manejar un presupuesto y poder asignar, ayudar gente y colaborar. Eso me encantó. Cuando esa gerencia cerró vuelvo a mi hábitat como talento y me invitan a un congreso en México, por haber sido la voz de Pinky, y visité una escuela de doblaje para dar una charla. Ahí pensé  ’esto no hay nadie que lo haga en Venezuela’, y al regreso se crea Mundo Doblaje, un centro de capacitación para el doblaje de voces. Comenzamos tímidamente en Caracas, como un experimento.

NACE VOCES DE MARCA

Frank nos explica su proyecto con Voces de Marca y su visión a futuro.

FC: Me vengo a EEUU un poco buscando nuevos horizontes en el 2002. Al llegar aquí a Miami Univision Radio, WQBA 1140 me abre las puertas y este año cumple 10 años el programa “Músicos, Poetas y locos” que se transmite todos los sábados por esa señal,  y además producimos eventos especiales como las elecciones primarias venezolanas del 12 de Febrero.

Se crea en ese ínterin Voces de Marca, el centro de capacitación para el talento de la voz aquí en Miami, junto con Lucia Tovar, mi esposa, empezamos a preparar gente aquí para hacer telenovelas, para neutralizarles el acento. Yo venia de trabajar con acento neutro en el doblaje de voz, así que empiezo a enseñar técnicas de cómo actuar con acento neutro en telenovelas que se estaban produciendo aquí. Además alternaba con mi oficio de actor en 3 telenovelas y con locución comercial para distintas marcas, Burger King, Mc. Donalds, General Motors, a nivel nacional en español.

Me hago miembro de AFTRA , la Asociación de Trabajadores de Radio y Televisión de los EEUU, y surge la posibilidad una vez mas de abrir nuevos mercados y en 2008 fuimos a Venezuela y abrimos Voces de Marca en Caracas. Actualmente funciona en Caracas, Maracaibo, Valencia, Puerto La Cruz, Maracay, todas como filiales de Voces de Marca Miami. No son franquicias, aunque no descartamos esa posibilidad en un mediano plazo.

DFJ: ¿Te gusta más esa visión o prefieres la idea de mantenerla como un holding de pequeñas empresas?

FC: Estoy buscando la manera que sea más efectiva y que pueda funcionar para todo el mundo. La idea es, con frase trillada ‘ganar-ganar’,  que todos los involucrados en el proyecto vayamos asociados, por mi naturaleza de artista el organigrama vertical nunca no me han funcionado. Yo no funciono con eso.

DFJ: Y cual es el proyecto a largo plazo?

FC: ¡Pues probablemente estar en Bimini, Bahamas, tomándome un whisky celebrando el éxito!

DFJ: Esa es una buena visión!

FC: Exactamente! hemos estado trabajando para eso. Yo digo que probablemente después actúe otro rato, porque yo todavía estoy joven.

DFJ: Un camino recorrido para lograr establecerse aquí y ahora seguir adelante y seguirse ampliando. ¿Al emigrar se da uno cuenta que el mundo era bastante mas grande de lo que pensábamos?

FC: En efecto, tú sabes que solamente me doy cuenta cuando me toca echar estos cuentos. De resto yo no ando diciéndole a la gente “tu no sabes lo que yo he hecho”. Todo eso esta ahí, en el ‘morral del alma’. Lo que pasó, chévere, pero voy por lo que viene, porque si no me quedo pegado en la nota, añorando.

DFJ: La nostalgia lo mata a uno si te quedas ahí pegado!

FC: Efectivamente. A veces, en mi programa de radio digo “escuchen esto de la Billo’s Caracas Boys” y lo suelto y vienen las remembranzas “donde estabas tu cuando sonaba esto”. Pero listo, se queda ahí en el programa de radio y yo continúo.

Realmente eso es un método muy sano.

CREANDO PERSONAJES A PARTIR DE LA VOZ

DFJ: ¿Que tanto de Frank tiene Pinky y que tanto de Pinky tiene Frank?

FC: A ratos nos une la ingenuidad, que espero no perderla nunca. También el soñar, Pinky es muy sonador y yo también. Una anécdota: acabo de cambiarme al IPhone y tengo dos semanas jugando con el y mi esposa ayer me dice “te has embrutecido ahí” y eso era exactamente lo que le decía Cerebro a Pinky cuando él estaba jugando en su ruedita dando vueltas. En esos momentos me siento como Pinky y digo ojala no lo llegue a perder. Tengo 44 años voy a cumplir 45 y tengo mi motocicleta que es mi juguete también y salgo con mi moto y me divierto; a veces me ves bailando y cantando a mi edad que podrias decir ‘deberia darse su puesto’ pero creo que esas son las cosas que me unen a Pinky y que me identifican con ese personaje. Admiro de Pinky lo básico que es, porque la vida es básica, solo que nosotros la hemos complicado mucho y yo creo que tenemos que volver a las cosas básicas para seguir creciendo.

DFJ: Que tan difícil es construir la voz de un personaje. Sobre todo uno que crearon en otro idioma. ¿Como recreas tu la voz del personaje?

FC: Jugando, divirtiéndome. Primero escucho la referencia original y a partir de la referencia original empezamos a buscarle la voz según los registros. También tomamos en cuenta la fisionomía del personaje. Se hacen voces diferentes porque las contexturas físicas son diferentes. A partir de ahí y de mucha diversión es de donde salen las voces. Cuando doy los cursos les enfatizo que divertirse es importante, Tenemos la estructura que trabajo no es igual a diversión y tenemos que desaprender esa formula. Tenemos que entender que divirtiéndonos también podemos trabajar.Si no te diviertes trabajando mejor haz otra cosa.

DFJ: ¿Qué tan difícil es neutralizar un acento?

FC: Neutralizar el acento es un tema de oído. El tema del acento neutro es la deslocalización del acento, tener un acento que no sea de ninguna parte. El reto esta en que yo hable y la gente pregunte de donde eres tú. Eso es lo que hay que transpolar para las telenovelas, donde se hace acento neutro, o acento neutro mexicano, para la locución comercial aquí en estados unidos. Hemos hecho del acento neutro algo muy nuestro, muy del entretenimiento latinoamericano

VISION FRANK CARREÑO 2052

DFJ: ¿Disfrutas ahora la cosecha de tus logros?

FC: Estoy como recogiendo la cosecha del doblaje prácticamente 10, 12 años después de haber hecho todas esas series. Ahora disfruto ver crecer mi proyecto, ver como mucha gente se siente orientada, siente que van encaminados a su deseo. Eso ahora me satisface muchísimo mas. Tener madurez y poder proyectarme hacia las nuevas generaciones. Yo creo que no podemos pasar por el mundo sin dejar un aporte y yo creo que este es mi aporte.

DFJ: Como se ve Frank Carreño viejito, de 80 años.

FC: Pues a la larga me veo montado en una motocicleta paseando. Hoy aquí, mañana en Bogotá, dando una vuelta, viajando, leyéndome un libro, dando alguna clase magistral. Siempre trabajando en lo que me gusta y procurando ser muy feliz. Todas esas cosas que te he dicho anteriormente me hacen feliz.  Lo demás, pues pedir salud, para poder ver mas adelante mas gente creciendo. Gente formada por Voces de Marca triunfando. Es muy chévere. Tengo gente que trabaja en CNN como reporteros que pasaron por nuestros talleres. En Venezuela están en programas prime time de radio y televisión y satisface saber que esa gente esta ahí en parte por lo que yo le enseñé y en parte por su trabajo y su talento. Tal vez su camino fue mas corto que el mio por lo que pude aportarle.

DFJ: Que experiencia hablar contigo. Aplaudo tu sencillez, que hayas sido tan generoso de compartir tus memorias. Ustedes son el tipo de gente positiva y trabajadora que queremos destacar en nuestra ciudad. Gracias por trabajar y aportar su granito de arena para el crecimiento de la comunidad de Doral.

FC: Hay que seguir haciendo, hay que planificar cosas, hacer obras te teatro, lecturas dramatizadas, después de octubre cuando mejore el clima aprovechar espacios no convencionales porque se están haciendo culturalmente muchas cosas aquí en Doral para hacerlas escondidos.

Share this article

Category: Latest News, In Spotlight

Comments are open.