La Dieta Ideal es la Dieta Individual… y El SECRETO está en tu ADN.

| October 20, 2012

Por Valentina Corral,   V-fit V-fabulous 

Antes de aprender sobre nutrición, practiqué muchas dietas, seguí tips de revistas y como todos, apenas veía una chica con un cuerpo delgado y torneado, le preguntaba cosas como; Que comes para estar así? Qué ejercicio haces? tomas algún suplemento? Comes Carbohidratos? A veces hasta fui imprudente, pero es quería saber el secreto para lucir así… Lamentablemente casi siempre tuve contestaciones diferentes y ninguna que me diera una pista real, ya que muchas mujeres no quieren compartir “sus secretos”, quieren hacer creer a los demás que nacieron perfectas. A esas mujeres, les pregunte, Que haces para verte así? Vas al Gym? Contestaban cosas como, Casi nunca!, les pregunte, comes harinas, carbohidratos, o dulces? Respondieron, hay sí!! tooodo el tiempo!, inclusive alguien llegaba a decir, Como de todo, es más, me acabo de comer una hamburguesa (con el comentario adicional de…” y me siento como un vaca” (y son súper delgadas…). Esto pocas veces es verdad, aunque la mayoría de hombres si se la creen. Muchas de ellas se cuidan en exceso  y no a todas les gusta compartir sus secretos ya que no quieren competencia y no las culpo, Donald Trump no te va a decir como llego a donde está, eso sí, da muchas pautas y repite lo mismo para mantenerte enganchado pero eso ya es otro tema que tiene que ver con mercadeo y no voy a entrar en detalles.

Mi punto es el gran descubrimiento de “La Verdad “que no todos los cuerpos son iguales! Somos únicos, una forma de alimentación no puede ser la mejor para todo el mundo, lo que le sirve a Cindy Crawford, no me va a servir a mí y lo que me sirve a mí, no te va a servir a ti.

Igual que nos diferenciamos en la complexión y el color del cabello, en la edad y el sexo, el origen y la nacionalidad, también es distinto el modo en que nuestro cuerpo asimila y aprovecha los alimentos. Y la facilidad con la que aumenta de peso o pierde esos kilos de más. Debido a que tenemos organismos diferentes también tenemos diferentes tipos de sangre y es por eso que necesitamos una alimentación individual, personalizada que también tenga en cuenta nuestra individualidad bioquímica.

El Tipo de Sangre y la conexión con Nuestra Alimentación:

El tipo de sangre respectivo juega un papel muy importante ya que es el responsable de como el cuerpo asimila y aprovecha los alimentos para de ahí transportarlos a nuestras células y claramente no todos los tipos de sangre son exactamente iguales.

Existen 4 tipos de sangre: O, A, B, y AB. Estos diferentes tipos de sangre reaccionan de manera diferente a ciertas sustancias y alimentos debido a sus diferentes características. Comer el alimento equivocado para tu tipo de sangre puede causar alergias, aumentos de peso, envejecimiento, problemas inmunológicos, entre otros. Es por eso, que las dietas como: Atkins, South Beach, Escardale, Slim-fast fracasan con rapidez ya que consisten en ciertos alimentos que no todos pueden asimilar igual y como resultado, no podrán tener el mismo efecto de pérdida de peso.

Algunos alimentos resultan perjudiciales para algunos y para otros pueden ser beneficiosos. Y esto es debido a las enzimas digestivas y a la acidez del estomago, que varía según el tipo sanguíneo del individuo. Por ejemplo, mi tipo de sangre es AB, Yo puedo comer una porción pequeña de mantequilla de maní en mi snack de la tarde, mi cuerpo lo puede digerir en armonía y puedo disfrutar de los nutrientes que aporta este alimento, como el resveratrol, aceites esenciales, proteína, fibra pero para una persona con  tipo de sangre 0 este alimento sería perjudicial para su salud.

Los grupos sanguíneos:

Las personas del grupo sanguíneo O, en la historia de la evolución, provienen de cazadores y recolectores, pueden comer poca verdura, pescado, y necesitan carne para sentirse bien.

Quienes pertenecen al grupo sanguíneo A: tienen predisposición a asumir una dieta vegetariana sin problema, con mucha verdura, arroz y cereales, ya que fueron los primeros antepasados sedentarios, agricultores.

Las del grupo sanguíneo B, fueron los nómadas, habitantes de las estepas. Toleran muy bien los huevos, las verduras y los productos lácteos

Los últimos del grupo AB, fueron de origen caucásicos, mongoles, y toleran una nutrición equilibrada mixta de poca carne y mucho pescado.

Puedes confiar en tu grupo sanguíneo, ya que es algo como los compas biológicos que te muestra el camino en la dirección correcta hacia una salud optima. 

Ahora, tampoco tienes que cambiar de hoy a mañana tus hábitos alimenticios, ni tus preferencias gastronómicas es mucho más sencillo seleccionar alimentos saludables que sean especialmente digestivos para tu grupo sanguíneo procura una dieta balanceada con menos alimentos procesados junto a una actividad física moderada 4 a 5 veces por semana. 

Share this article

Tags: ,

Category: Health

Comments are open.