La vitamina B puede prevenir el Alzheimer

| September 14, 2010

TERRA-

Un estudio reciente sugiere que altas dosis de vitamina B puede reducir a la mitad la contracción del cerebro en las personas mayores que experimentan algunos signos de la enfermedad de Alzheimer.

La contracción del cerebro es uno de los síntomas del deterioro cognitivo ligero, que a menudo conduce a la demencia y hay quienes dicen que esto podría ser el primer paso para encontrar una manera de retrasar la aparición del Alzheimer.

El estudio examinó a 168 personas mayores que experimentan ciertos niveles de deterioro mental conocido como deterioro cognitivo leve.

Esta condición, marcada por lapsos de memoria leve y problemas de lenguaje, está más allá de lo que pudiera explicarse como el envejecimiento normal y puede ser un precursor de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

La mitad de los voluntarios recibieron una tableta diaria conteniendo niveles de la familia B de vitaminas, como el ácido fólico, B6 y B12 muy por encima de la cantidad diaria recomendada. La otra mitad recibió un placebo.

Después de dos años, la tasa a la que sus cerebros se habían reducido se midió.

El cerebro se encoge en promedio a una tasa de 0,5% al año después de la edad de 60 años. Los cerebros de las personas con deterioro cognitivo leve se encogen el doble de rápido. En los pacientes que sufren Alzheimer la contracción del cerebro es de 2,5% al año.

El equipo de científicos, del Proyecto Oxford para investigar la Memoria y el Envejecimiento (Optima, por sus siglas en inglés), encontró que en promedio, en los que recibieron suplementos de vitamina, la contracción del cerebro disminuyó un 30%.    En algunos casos se redujo en más del 50%, haciendo que su atrofia cerebral no fuera peor que la de las personas sin deterioro cognitivo.

Ciertas vitaminas de la familia B, como el ácido fólico, la vitamina B6 y la B12 controlan los niveles de una sustancia conocida como homocisteína en la sangre. Los niveles altos de homocisteína están asociados con una contracción más rápida del cerebro y con la enfermedad de Alzheimer.

Los autores del estudio creen que el efecto de las vitaminas B en los niveles de homocisteína fue el efecto que ayudó a frenar el ritmo de la contracción del cerebro.

El director de la investigación, profesor David Smith, dijo que los resultados fueron más significativos de lo que esperaba.

“Estas vitaminas están haciendo algo a la estructura del cerebro. Lo están protegiendo, y eso es muy importante porque tenemos que proteger al cerebro para prevenir la enfermedad de Alzheimer”, explicó.

Dijo que es necesario realizar más investigaciones, para saber si altas dosis de vitaminas B realmente impiden el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en personas que tienen deterioro cognitivo leve.

La organización Alzheimer’s Trust, que cofinanció el estudio, también pidió más investigaciones.

“Estos son resultados muy importantes. Las vitaminas B empiezan a mostrar una perspectiva en la protección de algunas personas del mal de Alzheimer en la vejez”, dijo la directora ejecutiva Rebecca Wood.   “Los resultados deben inspirar una gran investigación ampliada para estudiar a la gente que se espera desarrollen el mal de Alzheimer”.

El grupo de vitaminas B se encuentra naturalmente en muchos alimentos, incluyendo carne, pescado, huevos y vegetales verdes.    Sin embargo, los expertos aconsejan no ingerir más vitamina B de los niveles recomendados a la luz de estos hallazgos.

Chris Kennard, presidente del Consejo de Investigación Médica dijo: “Tenemos que ser cautelosos al recomendar los suplementos como la vitamina B, ya que hay riesgos de salud separados si se toma en altas dosis.  Se requiere más investigación antes de poder recomendar el suplemento para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer”.

Share this article

Category: Health

Comments are open.