Learn how to be a private investigator on your teenage kids…

| April 8, 2012

Believing that a proper education and setting the right example is enough to not worry, is a recipe for disaster…Ltd. Jose Trigo, City of Doral Police

By Dominique Barba

Let’s start this article with an algorithm: if you think your children are immune to the dangers of today and that you have full control, do not waste your time reading. However, if you agree that there is always a chance that your child can be a victim, then let us guide you in solving and preventing several problems.

To begin, we must understand that if we thought times changed quickly when our parents became adults, then this is almost a violent transformation. A few years ago the computer was only a tool at an office, today its fundamental for  millions of people. And every day something new comes up. Currently over 180 social networks are active around the world (we speak of the most important) and the globalization of communications brought a new vocabulary. One of the first social networking was classsmate.com (1995), followed by MySpace, HI5 dating from 2003, Facebook in 2004, Twitter and finally  Google+ in 2006.  Text messaging is not very old either, however almost 75% of U.S. mobile users have incorporated it as a service. While some new parents learn to understand the maelstrom of new information, teens create new communication codes (usually in English) to move freely through their networks.

Between the slang they use in their conversations and the acronyms they use in their texting, understanding teenagers has risen to a whole new art form.

Although slang has always been part of teen culture, acronyms have developed out of necessity to deal with technology. Research shows that the average teen juggles between three and five chat sessions at any one time on the computer. On the cell phone, the character limit of text messages (160 characters) demands brevity.

Although sometimes it feels easier to live in the dark rather than try to understand teenspeak, we encourage you not to give up. Research shows that one in four kids use such lingo daily to warn their chat friends of prying eyes.

The first recommendation of the police is to know these codes; In table # 1 we provide the most common.

It goes without saying that we must demand our kids to let us see their online activity, cellphones and backpacks. Privacy is only for the bathroom. Now that we know some of these tips, lets move to an even more difficult problem, how to know if your kids are on drugs.

According to Officer Feliciano, there are several indicators for this:

– Negative changes in schoolwork; missing school or declining grades

– Increased secrecy about possessions or activities

– Use of incense, room deodorant or perfume to hide smoke or chemical odors

– Subtle changes in conversations with friends, e.g., more secretive, using “coded”language

– New friends

– Change in clothing choices — new fascination with clothes that highlight drug use

– Increase in borrowing money

– Evidence of drug paraphernalia, such as pipes, rolling papers

– Evidence of inhaling products and accessories, such as hairspray, nail polish, correction fluid, paper bags and rags, common household products

– Bottles of eye drops, which may be used to mask bloodshot eyes or dilated pupils

– New use of mouthwash or breath mints to cover up the smell of alcohol

– Missing prescription drugs — especially narcotics and mood stabilizers

– Always urging to eat fast food

Knowing your child’s friends, their parents, and the places were he/she goes is critical and part of being a good parent. You are a parent first, and then a friend, make yourself be respected.

 ————— En Español  —————

 Aprendiendo a ser un investigador privado de sus hijos adolescentes

 “Creer que la buena educación y el buen ejemplo son suficientes para estar tranquilos, es una receta para el desastre” … Ltd. José Trigo, Policía de la Ciudad de Doral.

 Por  Dominique Barba

Vamos a comenzar este artículo con un algoritmo: Si cree que sus hijos son inmunes a los peligros de la actualidad y usted tiene el control absoluto, no pierda su tiempo leyendo. Si por el contrario acepta que existe siempre una probabilidad que su hijo sea una víctima, entonces le diremos como prevenir o solucionar muchos problemas.

Para comenzar, hay que entender que si los tiempos cambiaron aceleradamente cuando nuestros padres se convirtieron en adultos, ahora podemos hablar de una transformación violenta.  Hace unos años el computador era solo un instrumento de oficina, hoy es una parte fundamental de la vida  de millones de personas. Y todos los días algo nuevo surge.

En la actualidad más de 180 redes sociales están activas alrededor del mundo (hablamos de las más importantes) y la globalización de las comunicaciones trajo consigo un nuevo vocabulario.  Una de las primeras redes sociales fue classsmate.com (1995), MySpace, HI5 (2003), Facebook nace en 2004, Twitter en 2006  y mas reciente Google + , que surgió el año pasado.

El servicio de mensajes de texto a través del teléfono tampoco tiene mucha antigüedad, sin embargo casi el 75% de los usuarios de celular en Estados Unidos lo han incorporado como servicio.  Mientras algunos padres recién aprenden a entender la vorágine de nueva información, los adolescentes crean nuevos códigos de comunicación (generalmente en ingles)  para transitar con libertad a través de sus redes.

Entre la jerga que utilizan en sus conversaciones y las siglas que utilizan en sus mensajes de texto, los adolescentes han incrementado la comprensión de una forma completamente nueva.

A pesar de que la jerga siempre ha sido parte de la cultura adolescente, las siglas se han desarrollado por la necesidad de hacer frente a la tecnología. La investigación muestra que el adolescente promedio hace malabares entre tres y cinco sesiones de chat en un tiempo en su computador. En el teléfono celular, el límite de carácteres de los mensajes de texto (160 caracteres) y exige brevedad.

Aunque a veces parezca más fácil vivir en la oscuridad en lugar de tratar de entender “teenspeak”, le animamos a no darse por vencido. La investigación muestra que uno de cada cuatro niños usan estas siglas cotidianamente para advertir a sus amigos de chat de miradas indiscretas.

La primera recomendación de la policía es conocer estos; En el cuadro #1 les proporcionamos los más comunes.

No esta de mas decir que los padres deben de “exigirles “ a sus hijos poder acceder a sus redes sociales y  revisar libremente sus celulares, mochilas y habitación. La privacidad solo es para el cuarto de baño. Ahora que ya se entienden algunas claves, vamos a un problema mayor “Como saber si sus hijos están en drogas” … Según el Oficial Feliciano, de la Policía de Doral, hay bastantes indicios:

– Cambios negativos en al escuela , ausencias y tendencia a notas bajas.

– Misterios sobre posesiones y actividades

– Uso de incienso, perfumes u aromatizadores para esconder olores químicos.

– Uso de códigos para hablar con amigos

– Nuevos amigos

– Cambio en el vestuario. Fascinación con ropa que hace alusión a las drogas

– Continuamente piden dinero

– Evidencias en artículos relacionados con drogas, pipas, papeles para enrollar, etc.

– Evidencia de posesión de productos químicos como inhaladores, lacas, barniz, etc. (productos químicos del hogar)

– Uso de gotas para los ojos (para dilatar pupilas).

– Uso excesivo de productos para el aliento

– Ganas de consumir comida chatarra únicamente (marihuana)

Conocer a los amigos de sus hijos, a sus padres, a los lugares donde van, y siempre constatar que están haciendo lo correcto… Es allí parte del secreto de ser un buen padre de un adolescente. Usted es primero su padre, luego su amigo, hágase respetar !!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Category: Family, Latest News

Comments are open.

Email
Print