Monseñor Thomas Wenski: Se necesita un cambio en leyes de inmigración.

| July 8, 2012


Por Nancy Clara.

El alivio a través del Dream Act, para los estudiantes indocumentados, requiere una solución a largo plazo para beneficiar a sus familias que viven en Estados Unidos, en forma ilegal.

En un acto que lo acerca un poco mas a la comunidad hispana en épocas de elecciones presidenciales, Barack Obama firmo una orden para proteger a los “Soñadores” de las deportaciones inminentes, el pasado 15 de Junio: Un sueño hecho realidad…

Si bien, esta orden es solamente una pequeña parte de la reforma inmigratoria integral es a partir de ahora, que el sistema se debe arreglar y acomodar de tal manera para atender las necesidades de los padres, tíos y abuelos de estos jóvenes, a través de un proceso para que se priorice la unión familiar en esta nación.

Centenares de activistas, legisladores, protectores de refugiados, de derechos de inmigrantes, coaliciones de derechos civiles y la iglesia Católica, se han promulgado a favor de la reforma para beneficiar a familias establecidas en este país.  Desde el año 2001 el congresista Luis Gutierrez, comenzó a trabajar a favor del Dream Act, unos meses después, Gutierrez se encontró rodeado de estudiantes y cientos de grupos pro inmigrante que lo apoyaron para impulsar y lograr la aprobación del Dream Act.

Si bien, este “Sueño”, representa un alivio migratorio para quienes llegaron al país cuando eran menores de edad, ha sido criticado como una “curita” y además criticado porque no corrige las carencias del sistema de inmigración a largo plazo.  Así como varias asociaciones se han unido para aclamar por esta reforma, la iglesia Católica, junto a otras entidades religiosas también se promulgaron a favor del Dream Act.

Nosotros conversamos con el Monseñor Thomas Wenski, Arzobispo de Miami en el programa ¨La Patria del Inmigrante¨ quién en el 2006 encabezó en el Congreso Nacional, la petición para abogar por el Dream Act.

NC: Monseñor Thomas Wenski que opinión le merece la orden ejecutiva firmada por el presidente Obama?

MTW: En el 2006 yo aparecí en un acto del Congreso para abogar por el Dream Act y lo que anuncio el presidente semanas atrás no lo voy a definir como una victoria sino como una tregua. Es algo bienvenido, por supuesto, pero no es una solución ya que no se le va a dar a estos jóvenes un camino hacia la legalización o hacia la ciudadanía, es esencialmente lo mismo que había propuesto el senador Marco Rubio, pero el quería hacerlo vía la legislatura, en cambio el Presidente Barack Obama lo hizo por decreto administrativo.   Yo discrepaba con la propuesta de Marco Rubio por que no iba lo suficientemente lejos para solucionar el problema de inmigración de fondo ya que es fundamental, que estos jóvenes logren la ciudadanía legal.

La lucha no ha terminado, tenemos que seguir insistiendo en una reforma migratoria para estos jóvenes y para los demás indocumentados logren un camino hacia la residencia permanente. No estamos pidiendo una Amnistía auque no tengo nada en contra de la Amnistía por que estamos hablando de una legalización que los mismos solicitantes tienen derecho a tener por sus propios esfuerzos por lograr alcanzar sus metas con los estudios sin violar las leyes. Entonces, estamos en una situación bastante difícil todavía pues el tema de inmigración es muy amplio y ahora que estamos en época de las elecciones es un tema que va a ser manipulado por los dos partidos en pro y en contra y este beneficio es lo que nos conviene a nosotros.

NC: Monseñor, cree usted que haber detenido las deportaciones por orden presidencial, posiciona al Presidente como líder político, o lo ve mas como un acto político?

MTW: Bueno, en mi opinión, esto no tiene nada que ver con un acto de liderazgo, ya que el Presidente tuvo la posibilidad de demostrarlo, hace 3 años atrás. Recordemos que durante la presidencia de Barack Obama se han deportado mas inmigrantes que en otros años. La política de Obama, con respecto a los inmigrantes ha sido muy dura.

No voy a juzgar los motivos de nadie, pero podemos ver que hay muchas ventajas políticas en esta decisión, lastima que no lo hizo hace 3 años y medio, y así se hubiesen evitado muchas deportaciones.

NC: Monseñor cual fue el rol que ocupo la Iglesia desde el 2006, para ayudar de alguna manera a canalizar las necesidades que tenían estos jóvenes y como la iglesia los ayuda a cumplir este sueño?

MTW: Hemos abogado sin cesar para el Dream Act y por una reforma amplia de las leyes migratorias. Hace mas de diez años los Obispos Norteamericanos emitimos una carta pastoral, junto con el episcopado de México, denominada “Extraños no mas, juntos en el camino de la Esperanza”. Esta carta esbozo claramente las reformas necesarias que creemos en las leyes inmigratorias y contenía tres puntos principales: Primero, darle acceso a la legalización a los 11milllones de indocumentados que viven en este país. El segundo punto era, ampliar las visas para facilitar la unión familiar, pues muchos de estos indocumentados, están haciendo un esfuerzo muy grande para reunirse con sus familias. Por ejemplo en este momento, un indocumentado Mexicano o un Filipino entro a este país trabajando en forma legal pero, para solicitar que su mujer o su hijos vengan a venir a vivir a los Estados Unidos para unirse como familia, este proceso de espera de la visa, demora mas de 10 años. Eso divide a las familias y crea la situación de la inmigración ilegal y fomenta el trafico humano. Entonces, además de proveer un camino hacia la legalización de los inmigrantes que ya están aquí, queremos un sistema de visas mas flexibles, mas justas y mas humanas.

El tercer punto que debemos entender aquí, es que la mayoría de las personas que vienen a este país, vienen a trabajar y el flujo migratorio no depende del control de las fronteras, sino de la economía y de la mano de obra. Cuando la economía andaba muy bien, los empresarios necesitaban más mano de obra y ahí es cuando los inmigrantes vienen a hacer esos trabajos sin un programa federal, sin un programa de gobierno.

Entonces la tercera parte de una reforma inmigratoria debe ser algo que reconoce la necesidad de mano de obra que necesita este país, con lo que el gobierno, debería facilitar a los negocios una solución para que los empresarios puedan encontrar debidamente, esa mano de obra y que a esa mano de obra se le provea una visa para poder trabajar aunque sea temporalmente.

NC: Monseñor, usted como Presidente que fue, del Organismo de Inmigración de la Conferencia Episcopal hace unos años y tiene una posición bien critica al respecto, como lo estuvo expresando anteriormente; como seguirá ahora la Iglesia apoyando este tipo de reformas migratoria, que seguirá haciendo la Iglesia Católica para lograr este cambio?

M TW: Parte de la Conferencia Episcopal de los Obispos Estadounidenses donde tenemos nuestras oficinas en Washington, allí hay un grupo de personas que están trabajando permanentemente en el Congreso de la Nación y también en la administración y estamos tratando de convencer a los congresistas de las necesidades que hay de una reforma inmigratoria. Al mismo tiempo, tenemos una organización donde enseñamos justicia para inmigrantes, aquí le impartimos clases a nuestros feligreses tratando de educarlos en sus derechos. Muchas veces, los católicos por tratar de vivir en esta cultura, reflejan las actitudes anti inmigratorias que predominan en la cultura norteamericana, entonces le tenemos que recordar a los fieles católicos, que todos nosotros por ser católicos, eso quiere decir que somos hijos de inmigrantes.

Cuando se fundo este país, los católicos eran una minoría, ahora somos casi 80 millones, casi 30 por ciento de la  población es Católica y eso es por la inmigración. Entonces un católico, no puede estar en contra de la inmigración por que es parte de nuestra historia y de nuestro país.

 

NC: Monseñor, otro de los temas donde la Iglesia Católica esta creando conciencia en esta Nación es sobre la Libertad de religión. Hace apenas unas semanas, usted estuvo encabezando una marcha pacifica tanto en el Downtown de Miami, como en Fort Lauderdale. Ahora bien, como surge esta marcha sobre la libertad de religión y de que se trata la quincena de oración sobre la libertad de religión que comienza esta semana y como los feligreses pueden participar de ella?

MTW: La quincena en si, tiene tres propósitos: primero es convocar a nuestros feligreses para que se expresen. Segundo, tenemos que siempre reconocer el poder de la oración y seguir las palabras de Jesús “Alejar al demonio a través del ayuno y de la oracion”.  El segundo paso de esta quincena es que tenemos que informar a los católicos de este país, tenemos que tener en cuenta de que la libertad religiosa de este país está en peligro. Muchas veces, vivimos sin darnos cuenta de los riesgos que nos rodean y este es un riesgo real, ya que a través del mandato del departamento de salud, a través de su reforma, nos va a obligar a perder nuestra libertad de conciencia. Esta es la primera vez que el gobierno va a entrar dentro de los asuntos de la iglesia para determinar cuales de nuestros ministerios son demasiados religiosos, para ser excluidos de la protección de la ley.

Este, es un  paso muy riesgoso y representa un laicismo que tiene mas en común con la historia de Europa que con la historia de nuestra nación. Este lacismo,  no es de tinte americano entonces tenemos que resistirlo con vigor.

El tercer propósito de esta quincena, es de informar a todas las personas, que el debate no se trata de acceso a los anticonceptivos, o si el gobierno esta pagando por ello por que ya lo esta haciendo. El debate, esta enfocado en educar a las personas y hacerles una pregunta muy básica, si realmente creen que el Estado tiene el derecho de imponerse y obligarnos a nosotros de darnos un producto que va en contra de nuestras enseñanzas religiosas? La respuesta es muy sencilla y lógicamente, no, el estado no puede obligarnos a ir en contra de nuestra fé, y de nuestra creencia.

NC: Monseñor, como se va a estructurar esta quincena de oración?

MTW: Bueno, yo le he pedido a los párrocos que adapten el material que se les ha entregado y lo divulguen en sus homílias de los domingos. Que cada católico haga lo que pueda, en su casa, para rezar por la libertad de religión. La iglesia en los Estados Unidos  y la libertad religiosa esta muy ligada a nosotros ya que en otra conferencia episcopal que hubo, la iglesia reviso un contrato entre el gobierno y proveer asistencia a las victimas de tráfico humano y el gobierno desaprobó este contrato federal, por que nosotros no íbamos a proveer abortos a estas victimas de trafico humano. Entonces, si bien el gobierno evaluó nuestro programa y lo calificó como el mejor que había en Estados Unidos, no aprobó nuestra propuesta por ser demasiado católicos y esto es una violación de la libertad religiosa. La Iglesia siempre ha trabajado muy bien con el gobierno de los Estados Unidos, para asistir en la recepción de los refugiados. Por ejemplo, hemos recibido mas de 10 millones de refugiados a través de nuestra iglesia católica, en colaboración con el gobierno federal. Tal es el caso de los refugiados balseros que llegan aquí a Miami y ahora este trabajo también esta en peligro por que el gobierno quiere obligarnos a trabajar en contra de nuestra conciencia y para eso esta la Iglesia Católica, para crear conciencia y proteger nuestros derechos, como católicos practicantes.

Además de los aspectos de justicia social que conlleva el ¨Dream Act ¨ y la ¨Libertad de Religión¨, la misión de la Iglesia Católica es la de evangelizar y lograr, a través de la acción permanente, concientizar acerca  de la problemática social apoyando siempre a quienes mas lo necesitan.

Millones de sueños jóvenes dependen hoy, de nuestros representantes. Esperemos que este año electoral, no sea un tema de interés por querer alcanzar el voto hispano, sino realmente por ser una problemática social que necesita una inmediata atención de quienes escogemos mediante nuestro voto.

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Tags:

Category: Opinion

Comments are open.

Email
Print