Natalia Mercado es reconocida por el Concejo de Doral

| October 23, 2017

Natalia Mercado, una estudiante de 12 grado de nuestra ciudad, fue reconocida el pasado 11 de octubre por la concejal Christi Fraga, por su contribución a la comunidad y su excelencia académica.

Junto con su familia, Natalia ha sido residente de Doral desde que nació. Mientras crecía, esta jovencita se convirtió en una estudiante dedicada, además de una entusiasta de la ciencia, especialmente de la astronomía y astrofísica.  También ha participado en importantes proyectos extracurriculares y de servicio a la comunidad.

El año pasado, Natalia abandonó la zona de confort de su escuela secundaria regular para asistir al riguroso programa de School for Advanced Studies (SAS)  de Miami-Dade College en Doral, donde actualmente cursa el último año.

De hecho, en la próxima primavera Natalia obtendrá su diploma de asociado en arte (AA) y de high school simultáneamente, con solo 17 años. Esto le ahorrará prácticamente dos años de college y en lugar de cuatro años, podrá graduarse de la universidad en solo dos.

Durante su paso por la escuela, Natalia no solo ha sido una estudiante excepcional, sino que también se ha convertido en una gran líder. Sus intereses en temas relacionados con STEM, que incluyen ciencia, tecnología ingeniería y matemáticas, la han llevado a fundar el club de ciencia de SAS, donde se desempeña como presidenta y desde donde alienta a otras personas a entusiasmarse e investigar carreras y temas relacionados con STEM.

Natalia también es la tesorera del National Honor Society y pertenece al club de matemáticas, anuario y el Key Club.

De igual manera esta joven tiene gran pasión por el soccer, es una jugadora experimentada y lleva más de ocho años practicando este deporte, la mayoría del tiempo en las canchas del Doral.

Sin embargo, tal vez uno de sus logros más impresionantes, se relaciona con los proyectos de servicio comunitario que ha emprendido a lo largo de los años.

EDUCITIES PROJECT

En octubre de 2012, la entonces adolescente Malala Yousafzai, fue baleada por los talibanes en Pakistán, al defender su derecho a educarse. Natalia estaba empezando séptimo grado y su hermana mayor noveno.  Al conocer la historia de Malala, ambas adolescentes decidieron crear Eduicities Project, con la idea de diseminar el mensaje que todas las niñas del mundo debían tener las mismas oportunidades de educación que los niños.

Para llevar a cabo esa labor, contaron con el apoyo de la entonces miembro de la junta escolar, Raquel Regalado, quien las invitó a hablar con estudiantes de distintas escuelas de su distrito.

De igual manera se entrevistaron con varios líderes de la comunidad, como la congresista Ileanna Ros-Lehtinen y la entonces presidenta de la Universidad de Miami, Donna Shalala, quien las recibió en su oficina.

Sin embargo, se dieron cuenta que no era suficiente hablar con los estudiantes y vieron que era necesario tomar acciones más concretas. Buscaron tutores de SAT y ACT (pruebas de admisión a la universidad) que quisieran donar su tiempo para preparar estudiantes de bajos recursos de 11 y 12 grados recién llegados y maestros de inglés que les ayudarán, sin costo, a corregir los ensayos de las aplicaciones.

Poco después Natalia comprendió que para que el proceso fuera exitoso, los padres debían comprenden cómo funciona el sistema educativo estadounidense y con la ayuda de su mamá, empezaron a dar talleres gratuitos en las bibliotecas sobre el tema, todos en español. Durante los últimos cinco años, este proyecto de educación local ha ayudado a más de 300 familias en nuestra área.

EL PROGRAMA INTERNACIONAL

El programa internacional de Educites, denominado “Girls Support Girls” se ha estado llevando a cabo en Cochabamba, Bolivia, donde viven los abuelos de Natalia, y donde ha viajado a lo largo de los años para trabajar incansablemente en un orfanato de niñas.

Natalia ha donado al orfanato suministros que ella recolecta en Miami antes de viajar, muchos de los cuales son difíciles de obtener en Bolivia. En la actualidad, está trabajando en conseguir la donación de cuatro computadoras para llevar a este hogar.

Mientras está en el orfanato, Natalia les enseña inglés y ciencia a las niñas, tratando de sembrar en ellas la semilla de la educación, aun en circunstancias difíciles, así como lo hace Malala con las niñas alrededor del mundo.

En la actualidad y como estudiante de último año, Natalia está inmersa en las aplicaciones a la universidad, pero donde quiera que decida estudiar, seguramente brillará tanto como las estrellas del firmamento que tanto admira.

 

 

Tags: ,

Category: Education

Comments are open.