Nuevo año, nueva vida, y… Para una buena salud necesitas disciplina!!

| January 20, 2014

Por: Valentina Corral

V-fit-Vfabulous@live.com    

Me alegra compartir con ustedes nuevamente después de estas vacaciones otro informe para seguir mejorando nuestra salud y bienestar. Este año es muy importante para mí y espero que para ustedes también. Este 2014 es un año de cambios grandes, de renovación, y de logros. No solo el iPhone, puede sacar sus increíbles versiones cada cierto tiempo. Nosotros también, podemos sacar nuestra mejor versión nunca antes vista este año, si es que así nos proponemos, que está en nuestras manos. Para esto, tenemos que tomar un tiempo para meditar lo que queremos hacer con nuestras vidas. Piensa, ¿qué objetivos no has concretado antes que quieres llevar a cabo este año?

Para esto hay que hacer nuestras resoluciones del 2014.  Hablo de nuestras “metas grandes” a largo plazo que queremos cumplir y nuestras “metas pequeñas” que son las que nos ayudarán a llegar a nuestras metas grandes. Me imagino que ustedes tienen muchas metas que cumplir y eso me alegra mucho, ya que sin metas no hay combustible de motivación para perseverar en el tiempo. Mi propósito de este artículo se trata de esto, de compartirles una manera eficaz, el poner disciplina a su vida para formar una estructura en la cual puedan mejorar su salud, y modificar lo que no ha funcionado antes, y entonces alcanzar la felicidad junto a todas las metas que se propongan.

Vida saludableDespués de las fiestas, de deleitarnos con platos típicos de nuestros países, convivir con la familia; es hora de retomar el orden de nuestra vida actual. La disciplina es necesaria en todas las áreas de nuestras vidas, pero en la alimentación, cumple un rol súper importante. Sin disciplina no hay orden, no hay control y sin eso, no se puede lograr absolutamente nada, no hay salud, peso ideal, control emocional, ni hormonal. En la disciplina entra la organización. Para esto importante  hacer un “horario” en que podremos distribuir nuestro tiempo del día  para: alimentarnos correctamente, trabajar, ejercitarnos 30 a 40 minutos al día, convivir con nuestros seres queridos, entreternernos, y dormir de 6-8 horas. Una vez hecho un horario donde quepan todas las actividades esenciales que debemos de cumplir en nuestra semana, podremos tener la base para construir y modificar aquello que no sea necesario, o que no nos esté funcionando.

Una vez listo el horario de nuestras vidas ya modificado y organizado, podremos plantear metas diarias (metas pequeñas que debemos cumplir al día que asisten en el progreso de nuestra gran meta u objetivo final). Por ejemplo, si  una de tus metas es bajar de peso; puedes hacer pequeñas metas diarias que ayuden a esa meta. Como ejercitarte diariamente. Si vez que tienes un lapso de 2 horas después de llegar del trabajo, puedes salir a caminar o trotar por 30- 40 minutos (no necesitas un gimnasio, hay oportunidades de ejercitarte en todos lados, es cuestión de querer hacerlo), también puede dedicarle tiempo a tu hobby  o trabajar en algún proyecto que tengas estancado hace un tiempo. Todo depende de tus objetivos. Cada día tienes que trabajar en tus metas, para que haya un progreso y una motivación que te demuestre que estas avanzando.

Les daré un breve ejemplo: si usted se levanta a las 7:00 A.M a trabajar, puede levantarse más temprano para ejercitarse, puede cocinar un rico desayuno, como un omellet de vegetales con claras de huevo, o un nutritivo batido de proteína con frutas y fibra. Puede llevarse botellas de agua al trabajo y llevar snacks saludables como: frutas, nueces o una barrita de proteína. La disciplina que usted tenga en la distribución de las actividades que haga en su día, le dará la base para trabajar en sus resoluciones. Uno no puede construir encima de una tierra que no ha sido tratada. Primero hay que limpiarla, tratarla y para ahí sembrar. Una vez que tenemos una clara imagen de lo que es nuestra vida actual en forma organizada, podemos dar ese gran paso para llegar a  nuestros objetivos.

La disciplina es un trabajo interno que nos beneficiara de una manera tan drástica; que mejorará todas las áreas de nuestras vidas. Nos dará también la autoestima que uno adquiere una vez que tiene total control de su vida, que viene acompañado de un sentimiento de tranquilidad. El cual le dará la claridad para discernir y resolver los problemas del día a día. Ven como todo está conectado. Una cosa te lleva a la otra. Una meta pequeña te lleva a una meta grande, un pequeño detalle te lleva a un gran resultado. Asi que es hora de tomar acción. Este año es de acción y estrategia. Yo quiero esto, que debo de hacer para cumplir este objetivo? Disciplinarme para organizarme y poner en acción lo que necesito hacer para llegar a cabo aquello que siempre he querido.

Recuerden que todo comienzo y todo cambio es duro al principio. Es cuestión de tener paciencia, fe y confianza que con la disciplina que pongas podrás llegar a donde quieres. El cerebro humano tarda alrededor de 21 días en cambiar un hábito para adaptarse a uno nuevo. Son bastantes días pero al final ese nuevo hábito se vuelve natural.

Por ahora no te enfoques tanto en el resultado (en tu meta final) si no, en todo lo que hagas para llegar ahí. Como dicen, es el viaje el que cuenta, no el destino. Una vez que hagas tu horario no te olvides que cuando lo modifiques, ten en mente tu alimentación, ya que es tu herramienta para lograr tus objetivos. Cambia alimentos no nutritivos por frutas y vegetales, planea lo que será tu semana y haz tus bolsitas de snacks para el trabajo, encuentra maneras de facilitar tu tiempo en la cocina. Es una excusa el decir no tengo tiempo para comer bien, o no tengo dinero para comer sano. Siempre puedes tomar una mejor decisión. No sodas, si agua. No papitas fritas, si vegetales. No aceite de maíz, si aceite de coco. No café, si té verde. No dulces, si frutas. Menos televisión mas ejercicio. Menos estrés, más tolerancia.

Espero que le haya servido de ayuda este artículo. Yo también lo pondré en práctica junto a ustedes. Somos un equipo tú y yo. El equipo se llama “Salud, felicidad=EXITO” y nuestros equipos opuestos son la “tristeza, y enfermedad=Mediocridad.” Tenemos que ganarle al otro sin tantito de piedad, para entonces poder triunfar y realizar nuestros sueños, que de pequeños siempre quisimos alcanzar. J

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Tags:

Category: Health

Comments are open.

Email
Print